jueves, 29 de marzo de 2018

Chimamanda Ngozi Adichie

¡Hola lector o lectora! 

La entrada de hoy es la última en el marco de la iniciativa Mujeres|Marzo2018.

Te quiero compartir Un café y te cuento sobre una mujer increíble y dos de sus libros que, a mi criterio, deberían leerlo al menos una vez en la vida, tanto mujeres como hombres. 

Tal como lo indica el título de esta entrada, escribiré entonces sobre Chimamanda Ngozi Adichie, ¿la conoces?



Ella es una mujer digna de admirar. Nació en Nigeria y se ha convertido en una escritora, dramaturga y feminista. Actualmente es reconocida no solo por sus novelas, sino también por sus conferencias sobre el feminismo.

No obstante, mucha gente tiene una idea equivocada sobre el concepto 'feminismo' o 'feminista,' pero vamos a aclarar esto antes de continuar: 

Es feminista, no feminazi.

Sé que hay muchas personas, entre ellas mujeres, que han "saboteado" la causa que defiende el feminismo propiamente dicho. Por ello, mucha gente considera que ser feminista es lo mismo que ser machista pero a la inversa. SE EQUIVOCAN. 

El feminismo surge a partir de diversos movimientos políticos, culturales, económicos y sociales, que tuvieron y tienen como objetivo la emancipación de las mujeres y la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Es decir, el feminismo promueve la equidad de género. No va en contra del género masculino ni pretende ser superior a él.

Dicho esto, comencemos a hablar de estos dos libros que les mencionaba de Chimamanda Ngozi Adichie:

1. Todos deberíamos ser feministas. 


Este libro recopila la conferencia que ha dado su autora, en una charla TEDx, donde de forma sencilla y atrapante, logra que abramos los ojos ante los micro-machismos que están presentes en nuestra cotidianidad, tanto la de hombres como la de mujeres. Esos micro-machismos que muchas veces pasan inadvertidos, son los que construyen el gran sistema patriarcal en el que viven todas, o casi todas, las sociedades. 

Es un libro cortito (64 páginas) que pueden encontrar en la Biblioteca feminista o pueden ver la charla directamente (disponible en Youtube) 

2. Querida Ijeawele: Cómo educar en el feminismo.


Este libro surge luego de que una amiga de Chimamanda, le pide que la aconseje sobre cómo educar a su hija en pos de la equidad de género. De este modo, la escritora se plantea qué responderle a su amiga, puesto que no existen recetas para ello. Sin embargo, resuelve escribirle una carta con sus quince consejos. 

En menos de 40 páginas, reivindica la educación de los hijos e hijas en la igualdad, el respeto, el amor por los orígenes y la cultura; rechazando y deconstruyendo estereotipos y roles de género.


Agradezco a Santiago, del blog Lector de mil historias, por enviarme ambos e-books; y les dejo un plus...


3. El peligro de la historia única. 


Si bien no he accedido al libro aún, he visto la conferencia de Chimamanda Ngozi Adichie y me parece esencial que la escuchen y reflexionen sobre las palabras de esta admirable nigeriana. 

Nos plantea, tal como dice el título, el peligro de la historia única, el riesgo de conocer una sola versión y ver el mundo desde una sola perspectiva. 




No quiero agregar mucho más porque es muy breve y preferiría que lo escuchen directamente. Aquí se los dejo: 





lunes, 26 de marzo de 2018

Caída Libre

Autor: Ramiro Sanchiz 
Título: Caída Libre. La Trampa
Editorial: Estuario_ Hum 
Año y lugar de edición: 2017, Montevideo
Nº de páginas: 118

Reseña:

[Extraída del libro] Ramiro Sanchiz -uno de los escritores más originales y prolíficos de los últimos 40 años de la literatura uruguaya, crítico literario y musical riguroso, detallista y entusiasta- se aboca a una tarea que para algunos parecerá imposible: demostrar que Caída libre, de La Trampa, es un disco conceptual. Proponiendo algo parecido a lo que los angloparlantes llaman un thought experiment, Sanchiz se dedica a analizar el disco canción por canción, acorde por acorde, textura por textura, suplementando el análisis estético con una constante referencia a la situación política y económica del Uruguay de la crisis del 2002. En este tour de force interpretativo, en este libro tan equipado de técnica como teñido de empatía, la propia biografía Sanchiz se hace presente para sugerirnos la existencia de algunas relaciones no siempre evidentes entre Caída libre y la vida de los ciudadanos que escuchaban ese disco en medio de la crisis.

¿Por qué lo recomiendo?  | Mi opinión:


Antes de comenzar a contarles mi experiencia con este libro, quiero agradacerle a Ramiro Sanchiz y a la gente de la Editorial Estuario-Hum por facilitarme el ejemplar. 
Dicho esto, hablemos de Caída Libre antes de que se me enfríe el café. 
Como algunos/as ya sabrán, desde pequeña crecí escuchando rock uruguayo y, principalmente, a La Trampa. Me apasiona esta banda de rock desde que tengo memoria y por ello, me entusiasma la idea de leer libros sobre ella, para conocer más a los músicos y a su trabajo. Primero leí la "biografía" escrita por Ignacio E. Martínez, titulada La Trampa: Sin miedo en la oscuridad. Ya mencioné que es un libro increíble que me acercó más a la historia del grupo musical y a sus canciones. Desde entonces, cuando me enteré que se había publicado otro libro relacionado a La Trampa, lo quise leer. Se trata entonces de Caída Libre, de Ramiro Sanchiz. 


Este libro particularmente me interesaba por dos razones: porque se centraba en  uno de los mejores discos de una de mis bandas favoritas; y porque le daba un enfoque interpretativo, tratando de analizar las canciones de Caída Libre, y el disco en sí, en relación al momento histórico, social, económico y político del momento en el que surge dicho disco. 

La relación con la Historia, con la realidad de una sociedad y de una o unas generaciones es un aspecto que me interesa mucho en mis lecturas. 
Entonces, que este libro combine un poco de esa parte de la Historia de nuestro país (con sus características propias y la interpretación subjetiva del autor), con la historia de un disco de una banda peculiar y admirable, logran la mezcla perfecta para despertar mis ansias de leerlo. 


Efectivamente, lo leí apenas cayó en mis manos. Volviendo de Montevideo a casa, en el clásico 7A, lo leí y lo terminé de leer. Es un libro cortito pero muy interesante. No me decepcionó. Aunque confieso que las primeras páginas las hallé un poco confusas, debido a que Sanchiz narraba que quería escribir tal cosa pero que no parezca, y mejor escribía otra, y al final se decidió por hacerlo de otra manera... Pero luego de esa confusión, las palabras fluyen páginas tras páginas, dotadas de historias y canciones. 

Ese es un punto que también quiero destacar: a lo largo del libro, son explícitas las influencias de la música que escucha o escuchaba el autor, ese historial de bandas, canciones y discos que uno va construyendo para sí. Me gustó encontrar que se mencionaba a The Beatles, Led Zeppelin, Black Sabbath por destacar algunas, a quienes yo ya no escuchaba con tanta frecuencia. Este libro me animó a buscar esas canciones que habían quedado archivadas y rememorarlas, para encontrar en ellas ciertas similitudes con la música de acá, de mi querida La Trampa. Volver a escuchar también alguna que otra canción del disco Caída Libre, que llevaba tiempo sin disfrutar. 

En Caída Libre, Sanchiz, nos narra sus análisis de las canciones del disco homónimo de La Trampa no solo desde el enfoque musical (los acordes, las texturas, las melodías y armonías de las canciones) sino que también lo relaciona con ese Uruguay de la crisis de 2002 y los antecedentes de ese año. La vida de los uruguayos y uruguayas en esos primeros años del siglo XXI, las personas que optaron por dejar su país natal, los que se quedaron "clavados acá", los más y los menos afectados.




Sin embargo, a mitad del libro me encontré con que el autor se había centrado en el análisis de la música en sí misma, y había olvidado o dejado de lado, el enfoque social-político que le estaba dando a las canciones. Considero que fue un desliz del autor (o quizá así lo quería), pero pronto retomó nuevamente el hilo de Caída Libre, como disco conceptual. Quizá me quedé con ganas de que analice desde ese enfoque conceptual y social-político la canción Lunita de Marzo por ejemplo, pero me gustó que en las siguientes páginas y canciones retomara la idea de interpretar el disco de acuerdo a las características de la sociedad uruguaya de ese período. 

En definitiva, es un libro que no me decepcionó, me pareció muy interesante la perspectiva desde la cual el autor escribió sobre Caída Libre de La Trampa. Me gustó que aparezcan sus influencias de otros músicos y de otros libros, como el de La Trampa: Sin miedo en la oscuridad, y Con los días contados (que son los que más mencionaba).

Le recomiendo este libro con muchas ganas y entusiasmo a las personas que les guste La Trampa, o por lo menos, hayan escuchado o tengan interés en escuchar el disco Caída Libre. Se lo recomiendo a quienes estén interesados en leer un poco sobre la crisis que vivió el pueblo uruguayo a comienzos del milenio, recordando que va desde la perspectiva casi biográfica del autor que no es un historiador ni politólogo. Lo recomiendo a la gente que tenga ganas de leerlo porque sí, porque desde mi experiencia con el libro les digo que no los va a decepcionar. 

Curiosidades: 


Gracias a estos libros sobre La Trampa, me he abierto a este "tipo" de libros que no solía leer y me dan ganas de seguir leyendo sobre más músicos que me gustan. (Repetí mucho las palabras libros, leer, leyendo, para que quede claro que me gusta la lectura😅).

He visto otro libro (de edición independiente) que se enfoca en esta banda que tanto me gusta, titulado Canciones al viento: La arquitectura en la poética de La Trampa 1991-2008, escrito por Dante Linacero. Así que, como imaginarán, está en mi lista de libros a conseguir. 

Ramiro Sanchiz, menciona entre las primeras páginas de este libro, que se liberó de prejuicios relacionados a la música y, gracias a ello, comenzó a escuchar a La Trampa. Lo felicito por desatarse de los prejuicios. A pesar de que no aclare cuáles eran, me gustaría invitarlos/as a liberarse de todo prejuicio que tengan en cuánto a la música, los libros o cualquier otro aspecto. Eso les permitirá descubrir y conocer otros géneros (musicales o literarios, según sea el caso), ampliar el abanico de posibilidades y de perspectivas, de autores, músicos y gustos en general. Conocer y, una vez que se conoce, elegir cuáles son nuestras preferencias. Pero no cerrar la puerta y decir NO ME GUSTA de antemano, sin haber escuchado, leído, probado. Mientras no nos cause daño o perjuicio alguno, los/as invito a atreverse a conocer aquello a lo que solían rechazar, dejando de lado los prejuicios. Aprendamos también a respetar la diversidad en cuanto a gustos, creencias, orientaciones, etc., si nos encanta la sopa, no juzguemos a Mafalda porque la detesta, limitémonos a disfrutarla nosotros, compartirla con los que acepten y esperemos que los demás hagan lo mismo, que respeten nuestros gustos y rechazos. ¿Qué les parece? 

Les dejo el disco completo (luego de mencionarlo tanto) disponible en YouTube: 




miércoles, 21 de marzo de 2018

Diez Poetas y Poetisas Entre Mis Libros





¡Hola lector o lectora, bienvenido/a a mi blog!


Al fin me hice un espacio para poder publicar en el blog, que hace días vengo con escaso tiempo libre y no me daba para escribir nada. ¡Pido disculpas por mi humilde ausencia! y aquí estoy de nuevo. 

Hoy vengo con una entrada especial, conmemorando el Día Internacional de la Poesía, por lo que decidí compartirles una selección de poetas y poetisas que he leído o quiero leer. Principalmente, haré énfasis en poetisas para seguir con la iniciativa #Mujeres2018 que la había dejado en pausa. 


Así que preparemos Un café y te cuento sobre...


Diez poetas y poetisas entre mis libros:



 1. Juana de Ibarbourou

(1892-1979) Fue una escritora uruguaya, de la que pueden leer su biografía en Un café y te cuento y otros poemas.

Los temas más recurrentes de su obra son la Naturaleza, el amor, el erotismo y la muerte.
Sus libros de poemas más destacados son 'Las lenguas del Diamante' y 'Raíz Salvaje'
Actualmente, en físico solo tengo 'El cántaro fresco' y 'Chico Carlo'. 


2. Delmira Agustini

Fue otra poetisa uruguaya (1886-1914) que trascendió con su obra, generando un impacto en su época por el lenguaje erótico y cargado de sus versos. Además, su lírica se caracteriza por ser evasionista y onírica, mezclada con sensualidad y pesimismo en la mayoría de los poemas. 
Su vida acabó trágicamente al ser asesinada por su ex esposo. 


3. Idea Vilariño 

(1920- 2009) Poetisa uruguaya, fue también crítica literaria, traductora, compositora y educadora. 
Sus poemas cargados de amargura, independencia y pasión, se agruparon en títulos como 'La suplicante', 'Poemas de amor', 'Nocturnos' y 'Poesía'
La muerte y el erotismo forman parte también de su lírica intensa


4. Ida Vitale

Poetisa, traductora, ensayista, profesora y crítica literaria uruguaya (nacida en 1923). 
Su obra está muy marcada por el exilio a México, tras la dictadura uruguaya que comenzó en 1973, la condición de mujer y la búsqueda constante de la perfección en el lenguaje. 

5. Mario Benedetti

(1920- 2009) Este escritor es uno de los que más admiro a nivel nacional. Ha escrito poemas, cuentos, novelas y teatro. 
Su poesía está llena de cotidianidad, crítica social y política, amor y tristeza.
En mi biblioteca cuento con 'Inventario', un ejemplar que recopila los poemas de Benedetti desde el año 1950 al 1978, y 'La vida, ese paréntesis'. 

martes, 13 de marzo de 2018

Juana de Ibarbourou

Biografía: 


Juana Fernández Morales, nació el 8 de marzo de 1892. Contrajo matrimonio a los veinte años, con el Capitán Lucas Ibarbourou de quien toma su apellido. 

Juana de Ibarbourou pasa su niñez y adolescencia en la ciudad de Melo, tema que aparece en su obra de forma recurrente.

En 1919 se muda a Montevideo y publica Las Lenguas de Diamante, El Cántaro Fresco y Raíz Salvaje. 

Su obra se inició con gran influencia del modernismo. La originalidad de su estilo consistió en unir el rico cromatismo con imágenes modernistas, dándole un sentido optimista de la vida, con un lenguaje sencillo, sin complejidades conceptuales, que redunda en una expresividad fresca y natural. 

En 1929, en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo es nombrada "Juana de América" de la mano de Juan Zorrilla de San Martín. Además, fue miembro de la Academia Nacional de Letras (1947) y presidió la Sociedad Uruguaya de Escritores. Se le otorgó el Gran Premio Nacional de Literatura, en su primera edición.

Juana de América, también es considerada una de las primeras del continente en defender el rol de la mujer en la Literatura, junto a Gabriela Mistral y Alfonsina Storni. 



Sus obras trascendieron fronteras, siendo premiada en el Instituto de Cultura Hispánica de Madrid y hasta la actualidad sus textos están incluidos en los planes de estudio de las universidades de Stanford y Harvard.

Sin embargo, la poetisa uruguaya no logró "la fama" únicamente por lo que escribía, sino que al parecer fue objeto de envidias y recelos por su cautivadora belleza. Además, lamentablemente fue víctima de la violencia de su marido y su hijo.

Juana de Ibarourou se hizo adicta a la morfina para sobrellevar su tristeza y dolor. Luego de los 30 años de edad aproximadamente, pasó encerrada en su casa "observando el mundo a través de la ventana."

A pesar de la gran trascendencia que tuvo esta poetisa en nuestro país, poco se supo de su vida. Pero esto cambió cuando el periodista Diego Fischer accedió a una carta de Juana dirigida a su médico donde revelaba un presunto romance prohibido con un hombre más joven que ella, casado  y con hijos. A partir de ese documento, el periodista y escritor, comenzó a investigar como fue la vida de Juana de Ibarbourou, recopilando testimonios de sus allegados. Fischer logró escribir la primera biografía de Juana, titulada "Al encuentro de las tres Marías". Un libro que aún estoy deseando conseguir. 


Juana de Ibarbourou, falleció el 15 de julio de 1979 en Montevideo. 

¿Leemos a Juana de Ibarbourou en Uruguay? 

No es de extrañar que los uruguayos no le demos el justo valor a los escritores y escritoras, así como sucede con otros artistas y profesionales. Antes solían ser  clásicos de la Literatura infantil y juvenil, 'Chico Carlo' y 'El cántaro Fresco' pero ya casi no se leen. Además, en las librerías cuesta encontrar sus textos (eso sí, el que no se rinde tiene premio). 

"Es muy difícil conseguir la obra de Juana, porque no se ha vuelto a editar, está en el olvido. Afuera, en cambio, se sigue estudiando y los mejores archivos de Juana están en las universidades de Stanford y Harvard, en Estados Unidos", declaró Diego Fischer. 

Por eso les iré compartiendo algunos poemas y cuentos para que disfruten de las letras de esta mujer. 

Por ahora, les dejo un fragmento de un cuento que me gusta mucho, titulado La mancha de humedad, que se encuentra en el libro Chico Carlo

"Yo seguía viendo en la pared manchada por la humedad del invierno, cuanto apetecía mi imaginación: duendes y rosas, ríos y negros, mundos y cielos. 
Una tarde, sin embargo, me encontré dentro de mi cuarto a Yango, el pintor. Tenía un gran balde lleno de cal y un pincel grueso como un puño de hombre, que introducía en el balde y pasaba luego concienzudamente por la pared dejándola inmaculada. Fue esto en los primeros días de mi iniciación escolar. Regresaba del colegio, con mi cartera de charol llena de migajas de bizcochos y lápices despuntados. De pie en el umbral del cuarto, contemplé un instante, atónita, casi sin respirar, la obra de Yango que para mí tenía toda la magnitud de un desastre. Mi mancha de humedad había desaparecido, y con ella mi universo. Ya no tendría más ríos ni selvas.Inflexible como la fatalidad, Yango me había desposeído de mi mundo." 

  
También podrán encontrar otros textos de la autora, ya publicados en Un café y te cuento:



Las fuentes consultadas para escribir esta breve biografía de la autora fueron:

  • La biografía incluida en el libro El cántaro fresco - Chico Carlo, de la Editorial Cruz del Sur.

Juana de Ibarbourou.
Dibujo de Buscasso incluido en La rosa de los vientos.

Otro dato que quiero mencionar es que esta entrada forma parte de mi reto literario 2018: Un año de Literatura Uruguaya y, a su vez, también forma parte de la iniciativa Mujeres|Marzo 2018 propuesta por el blog Palabras Ajenas. 

lunes, 12 de marzo de 2018

Frankenstein o el Moderno Prometeo

Autora: Mary Shelley
Título: Frankenstein o el moderno Prometeo. 
Título original: Frankenstein or the modern prometheus
Editorial: EDIMAT - España
Nº de páginas: 250

Reseña:

"El primer impulso de Mary Shelley -que tenía 18 años cuando escribió esta obra- fue el de crear una historia aterradora, pero el proceso creativo posterior hizo de este novela una obra cuyo hilo vertebrador es la profundización y el estudio del alma humana." (Sinopsis extraída del libro)

Víctor Frankenstein, un joven estudiante de ciencias, decide emprender el reto de generar vida con materia inerte. Su éxito se convierte en su desgracia al lograr la aterradora creación de una criatura con la que tendrá que luchar para conseguir vivir en paz.

¿Por qué lo recomiendo? | Mi opinión:

Queridos lectores y lectoras, hoy decidí compartirles esta recomendación como parte de la iniciativa Mujeres|Marzo 2018, impulsada por el blog Palabras Ajenas.

Opté por ofrecerles la recomendación literaria de un clásico de la literatura universal escrito por una mujer y que, además, no se trata de una historia de amor. Quiero decir, no hay nada malo con esas historias, pero muchas veces se cree que las autoras solo escriben eso, pero no es así.

Además, este clásico cumplió doscientos años desde su primera publicación en 1818 y me gustaría recordarlo con esta entrada, ya que no tengo tiempo de releerlo. Aclaro que fue un libro que leí hace un par de años, por eso quizá se me puedan escapar algunos detalles.

Sin más que agregar, les hablaré de mi experiencia con este clásico:



Frankenstein o el Moderno Prometeo, es una novela escrita de forma epistolar, lo que para algunos puede parecer tedioso por la ausencia de diálogos. Yo logré adentrarme en la historia y, aunque por momentos no fuera una lectura muy fluida, me mantuvo con constantes ganas de continuar leyendo hasta el final. 

Esta historia ha sido conocida por muchos a través de las adaptaciones cinematográficas. Sin embargo, quizá por ello, abundan ciertos detalles que no coinciden con la obra original. Por ejemplo, el error más común es considerar que "el monstruo" se llama Frankenstein, cuando en realidad ese es el apellido del hombre (Victor) quien lo creó. 

Tampoco la apariencia física del "monstruo" es tal y como se nos presenta en la pantalla: la creación de Mary Shelley no menciona ninguna criatura verde con tornillos a ambos lados de la cabeza. De hecho, es poca la descripción que se hace de este personaje: es creado a partir de partes de cuerpos sin vida, hecho a retazos de materia inerte, con una altura superior a la del ser humano. Sí es cierto que su apariencia asusta a las personas, pero habría que leer el clásico para afirmar quién de los personajes es realmente un monstruo. Para mí, esta criatura extraña no lo es. 

Estoy de acuerdo con las personas que afirman que más allá de ser una novela de terror es una novela que profundiza en el alma humana. Sin embargo, tiene ciertos aspectos que le otorgaron la mención como "la primera novela de ciencia ficción".  Ya en el prólogo la autora nos comenta que se basó en datos científicos reales para crear esta historia pero afirmaba que no por ello creía posibles las fantasías que escribió. 

Es una novela de terror, pero no porque contenga sucesos sobrenaturales, espectros o fantasmas, sino porque la semejanza con la crueldad -al parecer- ilimitada de la mente humana es realmente terrorífica. 

Mary Shelley, plasmó muy bien en esta obra la culpa, el miedo y la depresión que atormentan el alma humana. Entre las páginas de esta obra quedan reflejados los sentimientos de los personajes: Víctor Frankenstein y su criatura.

Ver esta foto en Instagram


Me impresiona, como suele pasarme con los clásicos, los aspectos que siguen vigentes. En este caso, lo son el prejuicio y el miedo ante lo desconocido, el rechazo a otros por su apariencia y la crueldad del ser humano. Me rechina que la belleza física se asocie con bondad y la fealdad con maldad. 

También me surgían preguntas o dudas que las considero más vigentes ahora que en la época en la que la autora se las planteaba, ¿hasta dónde es capaz de llegar la ciencia? ¿cuáles son los límites de las ambiciones humanas y del consecuente daño? ¿qué tanto nos afecta la falta de cariño y comprensión? 

Mary Shelley, nos deja una metáfora alucinante en la que queda vigente el cuestionamiento sobre quién es el monstruo. 

En definitiva, recomiendo este libro por ser un clásico escrito por una mujer, por tener temas interesantes que pueden parecerse a la realidad actual en algunos aspectos, y porque es una obra referente dentro de la literatura de terror, tanto así que S. King tiene un libro en homenaje al libro de Mary Shelley. 

La autora:


Mary Wollstonecraft Godwin, más conocida como Mary Shelley, nació en 1797 en el seno de una familia culta y progresista, y murió en 1851. 

Fue compañera y, luego, segunda esposa del poeta Percy B. Shelley. 


Escribió poemas, novelas y relatos. Sus obras más destacadas, además del mencionado clásico fueron la novela futurista titulada The last man, y la novela histórica llamada Perkin Warbeck. También fue editora de las obras de su marido.

La autora estuvo siempre rodeada de escritores, pues su esposo era poeta, su padre escritor y su madre escritora, aunque esta última falleció cuando nació Mary. 




La madre de Mary W. Shelley, con quien compartía nombre además de profesión, es considerada pionera del pensamiento feminista. Lee más sobre Mary Wollstonecraft, haciendo clic aquí.


Curiosidades: 


Este clásico fue escrito por Mary Shelley, cuando ella tenía 18 años. Se encontraba con su esposo -Percy B. Shelley- en la casa de Lord Byron (en Ginebra, Suiza) con otros amigos. Como era un día tormentoso decidieron quedarse leyendo cuentos de terror. Lord Byron propuso realizar un concurso: escribir el relato más terrorífico. Pero al cesar la tormenta, este grupo de intelectuales salió a emprender un viaje por los Alpes. Sin embargo, la joven Shelley decidió quedarse escribiendo y fue la única que creó el relato para el concurso.
Su narración estaba influenciada por las ideas científicas y por el paisaje que la rodeaba.


¿Por qué "el moderno Prometeo"?

Según lo que he leído en Internet, Prometeo, en la mitología griega, es el Titán benefactor de la raza humana. La Biblioteca mitológica también da una versión según la cual fue el creador de los hombres y las mujeres, modelándolos con barro. El gigante, que les robó el fuego a los dioses para dárselo a los mortales, fue mandado a capturar por Zeus para que lo encadenen en lo alto de una montaña donde, cada día, un águila le devoraba el hígado. Como era inmortal, el órgano volvía a crecer y se repetía su tormento.


La historia de Prometeo ha inspirado a muchos autores a lo largo de la historia para referirse a la osadía de los hombres de hacer o poseer las cosas divinas, y los románticos vieron en él un prototipo del demon o genio natural. 

De este modo, Mary Shelley, asocia a su personaje Frankenstein con Prometeo, dado que intenta "ser el creador y dador de vida", otorgándole a la humanidad un descubrimiento similar a lo que fue el fuego en su época, algo que revolucionaría a la sociedad.

Torta de Naranja

¡Hola lectores y lectoras de Un café y te cuento! Hoy les quiero compartir una receta fácil y muy rica, que pueden intentar para deleita...

Entradas populares