lunes, 12 de marzo de 2018

Frankenstein o el Moderno Prometeo

Autora: Mary Shelley
Título: Frankenstein o el moderno Prometeo. 
Título original: Frankenstein or the modern prometheus
Editorial: EDIMAT - España
Nº de páginas: 250

Reseña:

"El primer impulso de Mary Shelley -que tenía 18 años cuando escribió esta obra- fue el de crear una historia aterradora, pero el proceso creativo posterior hizo de este novela una obra cuyo hilo vertebrador es la profundización y el estudio del alma humana." (Sinopsis extraída del libro)

Víctor Frankenstein, un joven estudiante de ciencias, decide emprender el reto de generar vida con materia inerte. Su éxito se convierte en su desgracia al lograr la aterradora creación de una criatura con la que tendrá que luchar para conseguir vivir en paz.

¿Por qué lo recomiendo? | Mi opinión:

Queridos lectores y lectoras, hoy decidí compartirles esta recomendación como parte de la iniciativa Mujeres|Marzo 2018, impulsada por el blog Palabras Ajenas.

Opté por ofrecerles la recomendación literaria de un clásico de la literatura universal escrito por una mujer y que, además, no se trata de una historia de amor. Quiero decir, no hay nada malo con esas historias, pero muchas veces se cree que las autoras solo escriben eso, pero no es así.

Además, este clásico cumplió doscientos años desde su primera publicación en 1818 y me gustaría recordarlo con esta entrada, ya que no tengo tiempo de releerlo. Aclaro que fue un libro que leí hace un par de años, por eso quizá se me puedan escapar algunos detalles.

Sin más que agregar, les hablaré de mi experiencia con este clásico:



Frankenstein o el Moderno Prometeo, es una novela escrita de forma epistolar, lo que para algunos puede parecer tedioso por la ausencia de diálogos. Yo logré adentrarme en la historia y, aunque por momentos no fuera una lectura muy fluida, me mantuvo con constantes ganas de continuar leyendo hasta el final. 

Esta historia ha sido conocida por muchos a través de las adaptaciones cinematográficas. Sin embargo, quizá por ello, abundan ciertos detalles que no coinciden con la obra original. Por ejemplo, el error más común es considerar que "el monstruo" se llama Frankenstein, cuando en realidad ese es el apellido del hombre (Victor) quien lo creó. 

Tampoco la apariencia física del "monstruo" es tal y como se nos presenta en la pantalla: la creación de Mary Shelley no menciona ninguna criatura verde con tornillos a ambos lados de la cabeza. De hecho, es poca la descripción que se hace de este personaje: es creado a partir de partes de cuerpos sin vida, hecho a retazos de materia inerte, con una altura superior a la del ser humano. Sí es cierto que su apariencia asusta a las personas, pero habría que leer el clásico para afirmar quién de los personajes es realmente un monstruo. Para mí, esta criatura extraña no lo es. 

Estoy de acuerdo con las personas que afirman que más allá de ser una novela de terror es una novela que profundiza en el alma humana. Sin embargo, tiene ciertos aspectos que le otorgaron la mención como "la primera novela de ciencia ficción".  Ya en el prólogo la autora nos comenta que se basó en datos científicos reales para crear esta historia pero afirmaba que no por ello creía posibles las fantasías que escribió. 

Es una novela de terror, pero no porque contenga sucesos sobrenaturales, espectros o fantasmas, sino porque la semejanza con la crueldad -al parecer- ilimitada de la mente humana es realmente terrorífica. 

Mary Shelley, plasmó muy bien en esta obra la culpa, el miedo y la depresión que atormentan el alma humana. Entre las páginas de esta obra quedan reflejados los sentimientos de los personajes: Víctor Frankenstein y su criatura.

Ver esta foto en Instagram


Me impresiona, como suele pasarme con los clásicos, los aspectos que siguen vigentes. En este caso, lo son el prejuicio y el miedo ante lo desconocido, el rechazo a otros por su apariencia y la crueldad del ser humano. Me rechina que la belleza física se asocie con bondad y la fealdad con maldad. 

También me surgían preguntas o dudas que las considero más vigentes ahora que en la época en la que la autora se las planteaba, ¿hasta dónde es capaz de llegar la ciencia? ¿cuáles son los límites de las ambiciones humanas y del consecuente daño? ¿qué tanto nos afecta la falta de cariño y comprensión? 

Mary Shelley, nos deja una metáfora alucinante en la que queda vigente el cuestionamiento sobre quién es el monstruo. 

En definitiva, recomiendo este libro por ser un clásico escrito por una mujer, por tener temas interesantes que pueden parecerse a la realidad actual en algunos aspectos, y porque es una obra referente dentro de la literatura de terror, tanto así que S. King tiene un libro en homenaje al libro de Mary Shelley. 

La autora:


Mary Wollstonecraft Godwin, más conocida como Mary Shelley, nació en 1797 en el seno de una familia culta y progresista, y murió en 1851. 

Fue compañera y, luego, segunda esposa del poeta Percy B. Shelley. 


Escribió poemas, novelas y relatos. Sus obras más destacadas, además del mencionado clásico fueron la novela futurista titulada The last man, y la novela histórica llamada Perkin Warbeck. También fue editora de las obras de su marido.

La autora estuvo siempre rodeada de escritores, pues su esposo era poeta, su padre escritor y su madre escritora, aunque esta última falleció cuando nació Mary. 




La madre de Mary W. Shelley, con quien compartía nombre además de profesión, es considerada pionera del pensamiento feminista. Lee más sobre Mary Wollstonecraft, haciendo clic aquí.


Curiosidades: 


Este clásico fue escrito por Mary Shelley, cuando ella tenía 18 años. Se encontraba con su esposo -Percy B. Shelley- en la casa de Lord Byron (en Ginebra, Suiza) con otros amigos. Como era un día tormentoso decidieron quedarse leyendo cuentos de terror. Lord Byron propuso realizar un concurso: escribir el relato más terrorífico. Pero al cesar la tormenta, este grupo de intelectuales salió a emprender un viaje por los Alpes. Sin embargo, la joven Shelley decidió quedarse escribiendo y fue la única que creó el relato para el concurso.
Su narración estaba influenciada por las ideas científicas y por el paisaje que la rodeaba.


¿Por qué "el moderno Prometeo"?

Según lo que he leído en Internet, Prometeo, en la mitología griega, es el Titán benefactor de la raza humana. La Biblioteca mitológica también da una versión según la cual fue el creador de los hombres y las mujeres, modelándolos con barro. El gigante, que les robó el fuego a los dioses para dárselo a los mortales, fue mandado a capturar por Zeus para que lo encadenen en lo alto de una montaña donde, cada día, un águila le devoraba el hígado. Como era inmortal, el órgano volvía a crecer y se repetía su tormento.


La historia de Prometeo ha inspirado a muchos autores a lo largo de la historia para referirse a la osadía de los hombres de hacer o poseer las cosas divinas, y los románticos vieron en él un prototipo del demon o genio natural. 

De este modo, Mary Shelley, asocia a su personaje Frankenstein con Prometeo, dado que intenta "ser el creador y dador de vida", otorgándole a la humanidad un descubrimiento similar a lo que fue el fuego en su época, algo que revolucionaría a la sociedad.


Si has leído este libro ¿qué te pareció? Si aún no lo has leído ¿le darías una oportunidad? ¡Te leo en los comentarios!

Recuerda que puedes compartir este post en tus redes sociales para hacer visible a las autoras de la Literatura. 

¡Gracias por leerme!

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Las escritoras engañan a la muerte y al olvido gracias a sus obras :D

      Eliminar
  2. Hola! aplaudo tu publicación. Por supuesto que hay que recomendar este libro, por la belleza de sus descripciones, por su estructura epistolar, por los dilemas éticos que propone pero, lo más importante porque lo escribió esta mujer sensacional que podría haber quedado olvidada entre tantos hombres: Mary Shelley.
    Besos, nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Laura!
      Gracias por tu comentario, estoy de acuerdo contigo, a veces las grandes escritoras quedan a la sombra de los hombres que escriben, siendo sus obras tan o más valiosas que la de los escritores.
      Saludos, nos leemos.

      Eliminar
  3. Solo me queda compartir cada palabra escrita en esta reseña,es brillante lo expuesto en estos enunciados.
    solo me queda por agregar poco mas de esta obra,y es que es de una profundidad emocional como pocas,la manera en que la autora nos hace explorar las variables de nuestro ser en todas sus formas es para alabar,la ciencia es un campo con mucho por explorar como se expone en el libro,pero mucho mas lo es aun el ser humano,en mente,alma,y cuerpo.

    ResponderEliminar

Puedes dejarme tu comentario, con gusto lo leeré y responderé pronto :)

Mis cinco Libros Favoritos

¡Bienvenidos/as a mi blog y Muy feliz Día Internacional del Libro y el Derecho de Autor! He vuelto luego de casi un mes de ausencia ...

Entradas populares